lunes, 2 de abril de 2018

Himantoglossum robertianum y primera excursión botánica

Barlia robertiana (Loisel.)W Greuter, Himantoglossum robertianum Pierre Delforge, Orchis robertiana Loiseleur, Himantoglossum longibracteatum etc. es un Geófito perteneciente a la familia Orquidaceae que fue descrito por Loiseleur en honor del botánico francés Gaspard Nicolas Robert.

Se trata de una orquídea europea de distribución mediterránea de gran tamaño y vistosas flores que exhibe en los meses de febrero y marzo. Conocida como Orquídea gigante u orquídea de largas brácteas es una planta robusta que posee dos y a veces tres bulbos ovoides, tallo grueso estriado, una altura entre 15 y 80 cm. e inflorescencia cilíndrica con numerosa flores rosas o púrpuras provistas de una bráctea más larga que ellas mismas.

El número de flores varía entre 11 y 45 aproximadamente, las cuales presentan un lóbulo central de hasta 2 cm. y dos lóbulos laterales lineales curvados hacia dentro.






















 Fruto en cápsula y numerosas semillas muy pequeñas. Sus hojas son lanceolado-oblongas muy lustrosas en número de 5-10. Es polinizado por insectos (abejas y abejorros).

En Bizkaia (única cita en Euskalherria) la conocíamos de las dunas de la playa de La Arena en Muskiz de donde se había extinguido. En el año 2012 nos informaron de su presencia en una cuneta en Abanto-Zierbena. Poco después apareció también en una cuneta en Sopuerta.

Desde entonces hemos controlado año tras año la evolución de estas poblaciones y hemos visto  aumentar sus efectivos, encontrándose en la actualidad con buena salud a pesar de que algún desaprensivo extrajo algunos ejemplares no entendemos con qué propósito.


Primera excursión de 2018

Después de un comienzo de año muy lluvioso y frío, ha llegado el momento de iniciar nuestras salidas botánicas. Para ello el viernes día 23 de febrero, Begoña Zorrakin, Jesús Pascual, Santi Patino y Javier Elorza, nos dirigimos desde Sestao a controlar las dos poblaciones conocidas en Bizkaia de la orquídea Himatoglossum robertianum o Barlia robertiana en los puntos conocidos de años atrás, situados en Abando-Zierbena y en Sopuerta, ambos en la provincia de Bizkaia.


En el primero de los lugares localizamos dos hermosos ejemplares florecidos, otro comenzando su eclosión y 5 más aún en hojas. En el segundo, contamos 15 ejemplares de los cuales 9 estaban en plena antesis formando un bello grupo. Además vimos en el primero de los lugares algún Ophrys lupercalis ya que es una de las primeras de su género que abre sus flores al oler la primavera.
Ophrys lupercalis


Después por Galdames y subiendo el alto de Umaran, cruzamos al valle del Kadagua para acceder al barrio de Errekalde en Alonsotegi. Al pasar por Sodupe y poco antes de esta población, vimos desde la carretera en una ladera, varias nutridas poblaciones de Narcisos, a los que no conseguimos llegar por falta de tiempo, dejando esta exploración para otro día próximo.

En el barrio de Errekalde-Alonsotegui, disfrutamos de la bella cascada del riachuelo que estaba pletórica.

Soros de la Woodwardia
Entre las PTERIDÓFITOS que vimos son de destacar Ophioglossum lusitanicum, Woondwardia radicans y Stenogramma pozoi entre otras. También se encontraban el flor Pulmonaria longifolia, Cardamine hirsuta y  Oxalis acetosella, aún sin floración Cistus salvifolius y el brezo de distribución mediterránea, de gran interés para esta zona, Erica scoparia. 

Woondwardia radicans
Stenogramma pozoi
Ophioglossum lusitanicum

jueves, 22 de marzo de 2018

Flor de invierno 2018: Narcissus asturiensis (Jordan) Pugsley


El invierno aún impone sus condiciones, días cortos y temperaturas bajas, la nieve aún cubre buena parte de los pastos de montaña, pero eso no amedrenta a algunas plantas que empiezan temprano su periplo anual. Muchas de estas plantas que desafían al invierno viven muchos años y pasan buena parte de su ciclo vital bajo tierra en forma de bulbo, son los denominados geófitos. Una de ellas es este pequeño narciso, que puede llegar a teñir de amarillo algunas praderas de montaña cuando la nieve empieza retirarse.

Es un endemismo con un área de distribución mundial restringida al Sur de Francia, Norte y Noroeste peninsular, desde los Pirineos hasta la parte occidental del Sistema Central, colonizando en buena medida toda la Cordillera Cantábrica. En algunas de esas montañas en las que crece pueden encontrarse miles de ejemplares. No obstante, está protegida en el ámbito europeo por la Directiva Hábitat, que la incluye entre aquellas especies de Interés Comunitario para cuya conservación es necesario designar zonas especiales de conservación (Anexo II).
Estos lugares en los que vive son praderas de montañas calizas, claros de matorral y bordes de bosques, e incluso puede colonizar repisas en los roquedas e instalarse en algunas grietas de karts siempre que haya algo de tierra en la que arraigar, generalmente por encima de los 1000 m de altitud, aunque se conocen algunas poblaciones ubicadas en áreas más bajas.

Su taxonomía es complicada, de hecho existe un interesante debate, tanto sobre su nombre científico (N. minor frente a N. asturiensis, aunque toma fuerza que el correcto es el primero), como sobre su variabilidad subespecífica, no estando claro si existen dos o tres subespecies (jacetanus, brevicoronatus, exiguus…). Lo que sí parece claro es que al menos los ejemplares del occidente tienen ciertas diferencias con las poblaciones orientales.

Es indiscutible que se trata de una planta perfectamente adaptada a soportar las duras condiciones de la montaña, en un periodo de tiempo en el que la mayoría de plantas están todavía en su sueño invernal, esto podría ser una adaptación que haya favorecido su expansión por buena parte de las montañas calizas ibéricas. Su capacidad para florecer tan pronto le puede dar una importante ventaja si en esos momentos también están activos sus posibles polinizadores (abejorros y abejas solitarias principalmente), aunque si no es ese el caso, no hay problema, otros ejemplares de la población pueden florecer más tarde, durante los primeros meses primaverales, abarcando así un largo periodo en los que sus bellas flores colorean los pastos de montaña.

Lo cierto es que esa resistencia a condiciones ecológicas adversas no la hacen invencible, y muchas de las actividades humanas en esas cordilleras la van arrinconando poco a poco. La presencia de ganado, en principio podría ser beneficiosa, al mantener los pastos frente a los matorrales, aunque un exceso de ganado o la continua presencia del mismo durante todo el año, puede estar llevando a problemas de compactación y/o nitrificación del suelo, lo que podría afectar negativamente a esta especie y a otras típicas de praderas de medias y altas cumbres. El incremento de trasiego humano, la apertura de pistas, e incluso la recolección, son otras amenazas que se ciernen sobre este singular narciso.
Bibliografía

  • AIZPURU, I., I. TAMAIO, I., P.M. URIBE-ECHEBARRÍA, J. GARMENDIA , L. OREJA, J. BALENTZIA, S. PATINO, A. PRIETO, I. BIURRUN, J.A. CAMPOS, I. GARCIA & M. HERRERA (2010). Lista roja de la flora Vascular de la CAPV. Informe inédito realizado a través de IHOBE para el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco. 350 pp.
  • AEDO, C. (2013) Narcissus. In Rico, E., Crespo, M.B., Quintanar, A., Herrero, A. & Aedo, C. (Eds.): Flora iberica, XX. Liliaceae-Agavaceae. Madrid. Real Jardín Botánico, CSIC. 651 pp.
  • AGUT, A., F. GARAIKOETXEA, A. GONZÁLEZ, A. JÁÑEZ, J. P. SOLÍS & P. URRUTIA. (2018). Sobre Narcissus asturiensis (Jord.) Pugsley subsp. brevicoronatus (Pugsley) Uribe-Echebarría (Amaryllidaceae) y su ubicación en el grupo asturiensis-minor. Flora Montiberica 70: 50-66.
  • ASEGINOLAZA, C., D. GOMEZ, X. LIZAUR, G. MONTSERRAT, G. MORANTE, M.R. SALAVERRIA, P.M. URIBE-ECHEBARRÍA & J.A. ALEJANDRE (colaborador) (1984). Catálogo Florístico de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa. Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz.
  • URIBE-ECHEBARRÍA (1998) Sobre el grupo Narcissus asturiensis (Jord.) Pugsley (Amaryllidaceae) en la Península Ibérica. Est. Mus. Cienc. Nat. Álava 13: 157-166.
  • URIBE-ECHEBARRÍA, P. M. & J.A. CAMPOS (2006). Flora vascular amenazada en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Servicio central de Publicaciones del Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz.

jueves, 15 de marzo de 2018

Reunión anual del Herbario Digital Xabier de Arizaga

El domingo día 18 de febrero nos reuníamos en Zumaia componentes del Instituto Alavés de la Naturaleza, de Arkamurka Natur Taldea de Zarautz y de la Sociedad de Ciencias Naturales de Sestao. De Vitoria-Gasteiz acudieron Antonio González, José Ramón López Retamero, Juan Pedro Solís y Pello Urrutia. De Zarautz, el organizador del evento, Aitor Leitza, Dan Lertxundi, Aitziber Sarobe y Juantxo Untzueta con su esposa Begoña Arriola. De Sestao fuimos Eduardo Miguel, Javier  Elorza, Javier Valencia, Santiago Patino y Begoña Zorrakin. Además, se unieron al grupo Xabier Egurcegui, Rafa Pérez Beristain y Josu Larrañaga; un total de 17 entusiastas de la naturaleza que dirigidos por el profesor Aitor, recorrimos la duna de Santiago admirando las aún pocas plantas que se encontraban en floración como  Lobularia maritima y Linaria supina maritima. Así mismo, escuchamos con atención las explicaciones de Aitor sobre la protección de la duna y marisma contigua.
En la duna
Después fuimos al centro de la población para tomar un café, reponer fuerzas y prepararnos para acudir a la rasa mareal de Itzurun. De camino hacia el Flysch, Jabier Elorza nos presentó la población de Asplenium marinum situada en un muro.

Asplenium marinum
Y pudimos ya admirar, conocer y fotografiar el magnífico Flysch, el grandioso paisaje del embravecido mar y los numerosos seres que pueblan nuestro rico y variado mar.


Entre ellos destacamos las estrellas marinas Asterina globosa, Marthasterias glaciales, Ophioderma longicauda y Ophiotrix fragilis, los erizos Sphaerechinus granularis y Paracentrotis lividus, los decápodos Porcellana platycheles y Pisa tetraodon, el gasterópodo Stramonita hamaestoma, la Holoturia tubulosa, las algas como Gelidium sesquipedale conocida como ocle o caloca de la que se obtiene el agar tan cotizado para la elaboración de productos cosméticos, médicos etc. En fin, además de estos otros seres de los cuales obtuvimos sabias explicaciones con denominaciones científicas en latín, en euskera y en castellano.  
Algunos de los habitantes de nuestras rocas
Erizos - Itxas trikoak
Un tipo de estrella de mar: Ophioderma longicauda
Lepadogaster Lepadogaster - Chafarrocas
Escuchando las explicaciones de Aitor
Como la marea no perdona y sigue su inexorable curso, nos fuimos a comer al restaurante Trapaia donde degustamos una merecida comida en paz y armonía, charlando ¡cómo no! de las maravillas de la naturaleza y escuchando con atención a grandes científicos expertos en diversas materias, como Ornitología, Micología, Geología, Filología, Etnología, Malacología, Entomología y como no, de Botánica.

...y, como siempre, una mesa para culminar la jornada
El grupo al completo





Perfecta organización y magnífico ambiente vivido. Siempre un lujo estos encuentros.

jueves, 15 de febrero de 2018

Amapola marítima, la planta que se niega a extinguirse



La amapola maritima (Glaucium flavum Crantz.) también conocida como glaucio, adormidera marina o amapola cornuda, es una especie herbácea que se distribuye esencialmente por el litoral europeo, con escasas localizaciones hacia el interior, aunque también se distribuye por el suroeste de Asia y el noroeste de África, viviendo en arenales costeros, y comportándose en ocasiones como ruderal(1). Puede vivir de 2 a 5 años, incrementando el número de hojas de la roseta cada año. No parece que pueda reproducirse vegetativamente y produce flores tras su segundo año de vida. Durante las últimas décadas, ciertos estudios han detectado una importante disminución en su área de distribución(2).

Las primeras citas conocidas de esta bella planta para el País Vasco datan de finales del siglo XIX, cuando Willkomm & Lange la citan de Portugalete(3). Posteriormente, diferentes autores la van localizando en otros puntos del litoral vizcaíno y guipuzcoano: Zumaia y Areeta(4), Lekeitio(5), Saturraran(6), Bakio(7), Urdaibai(8) y La Arena(9). Sin embargo, ya en 1997 se daba por desaparecida de prácticamente todos esos lugares(11), únicamente permanecía un pequeño reducto en Bakio(10), ya que otras de las poblaciones conocidas en épocas recientes, la de La Arena en Muskiz, había desaparecido debido a la construcción de un aparcamiento. Esta situación llevó a que se propusiera su inclusión en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas con la categoría de Vulnerable(11). Años después la población de Bakio se dio por desaparecida (por la construcción de un paseo marítimo), con lo que en la Lista Roja de la Flora Vascular del País Vasco se consideró a esta especie como extinta regional(12).

Sin embargo, en mayo de 2014, miembros de la Sección Botánica de la Sociedad de Ciencias Naturales de Sestao localizaron 5 ejemplares jóvenes de esta especie en la parte oriental de la playa de La Arena (Zierbena). Se ubicaba en la zona más baja de un pequeño jardín, ya casi en la arena de la playa, junto a un acceso a la misma. El sustrato es arenoso y la zona estaba dominada por la especie vegetal invasora Carpobrotus edulis.
2014 Uno de los ejemplares florecido
La especie ya no podía considerarse extinta en el País Vasco, había que tomar medidas para que esta planta tan singular no volviera a desparecer. En este sentido, desde la Sección de Botánica de la Sociedad de Ciencias Naturales de Sestao se propusieron algunas medidas para intentar conservar esta pequeña población, siendo la más necesaria la inclusión de Glaucium flavum en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas, con la categoría de En Peligro de Extinción.

En 2015 se visita la zona en marzo y en julio y se localizan sólo cuatro ejemplares, tres de ellos fructificados y uno pequeño en un muro próximo. 2016 no fue un buen año para esta especie, ya que en febrero, después un fuerte temporal, sólo se conservaban tres ejemplares, uno de ellos estaba en mal estado. 

Ejemplar fructificado


Lo peor ocurrió en mayo, ya que durante ese mes se llevó a cabo movimiento de arena en la zona y el ejemplar mejor conservado quedó sepultado, aunque en las proximidades se localizó otro más pequeño, con lo que aún se conservan dos ejemplares de esta especie en La Arena.
Ejemplares dentro de cordón protector
2016  Movimiento de arenas con maquinaria y desaparición de los ejemplares

En 2017, después de los temporales de febrero sólo quedaba un ejemplar ubicado en un muro. 
2017 Pequeño ejemplar en un muso
Sin embargo, temporales posteriores también alcanzaron la zona (con arrastres de piedras) y en marzo se confirmó que el único ejemplar que quedaba también había desaparecido, con lo que podía volver a considerarse a la especie extinguida a escala regional. 
 
2017 Estado de la zopna tras los temporales
De este modo, Glaucium flavum podría convertirse en la única especie vegetal conocida, con el lamentable título de reextinguida en el País Vasco.

Sin embargo, todo apunta a que la amapola marítima “se niega” a abandonar el litoral vasco, y nos da una tercera oportunidad para hacer las cosas bien. En febrero de este año, la profesora de botánica de la Universidad del País Vasco, Mercedes Herrera, nos da la buena noticia de que Glaucium flavum aún mantiene, al menos un ejemplar, en la playa de La Arena, al haberla localizado en sus dunas, en un lugar próximo pero diferente a la población extinguida. 
2018 Ejemplar de Glaucium flavum
Por el momento es difícil determinar si realmente podrá salvarse a la especie de su reextinción, pero habrá que hacer todo lo posible para aprovechar esta tercera oportunidad y evitar su desaparición de nuestras dunas, para ello un buen paso podría ser darle protección legal e incluirla ya en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas, sin duda su “insistencia” en permanecer aquí bien se lo merece.

Referencias bibliográficas 
  1. Castroviejo, S., Laínz, M., López, G., Montserrat, P., Muñoz, F., Paiva & J., Villar, L. (eds.). A partir de 1989. Flora Ibérica. Plantas vasculares de la Península Ibérica e Islas Baleares. Real Jardín Botánico, CSIC, Madrid, España.  
  2. Cambrollé, J., S. Muñóz-Valles, T. Luque & M.E. Figueroa. (2012). La amenaza del desconocimiento en la conservación de la diversidad vegetal europea: El caso de la adormidera marítima. Ecosistemas 21(3):110-112. 
  3. Willkomm, M & J. Lange (1880). Prodromus Florae Hispanicae. Vol. III. E. Schweizerbart Stuttgart. Stuttgart.
  4. Gredilla, A.F. 1913. Apuntes para la corografía botánica vasco-navarra. Impr. "Atlas Geográfico" de Alberto Martín. Barcelona.
  5. Gandoger, M. 1917. Catalogue des plantes recoltées en Espagne et en Portugal pendant mes voyages de 1894 à 1912. Masson libraires. Paris.
  6. Zubía, I. 1921. Flora de La Rioja. Instituto de Estudios Riojanos (reimpresión 1983). Logroño. 
  7. Guinea, E. 1949. Vizcaya y su paisaje vegetal (Geobotánica vizcaína). Ed. Junta de Cultura de Vizcaya. Bilbao.
  8. Navarro, M.C. (1982). Contribución al estudio de la flora y vegetación del Duranguesado y la Busturia (Vizcaya). Ph. D. Thesis. Universidad Complutense de Madrid. Madrid.  
  9. Patino, S. & J. Valencia. 1989. Nuevas aportaciones al catálogo florístico de la Comunidad Autónoma Vasca. Est. Mus. Cienc. Nat. de Álava, 4: 77-84.
  10. Aizpuru, I., J.M. Aparicio, J.A. Aperribay, C. Aseginolaza, J. Elorza, F. Garin, S. Patino, J.M. Pérez Dacosta, J.M. Pérez De Ana, P.M. Uribe-Echebarría, P. Urrutia, J. Valencia & J. Vivant. 1996. Contribuciones al conocimiento de la flora del País Vasco. Anales Jard. Bot. Madrid, 54: 419-435.
  11. Aizpuru, I., C. Aseginolaza, P. Uribe-Echebarría, y P. Urrutia, 1997. Propuesta de Catálogo Vasco de Especies Amenazadas -Flora Vascular-. Instituto Alavés de la Naturaleza – Aranzadi Zientzia Elkartea (Informe inédito). 
  12.  Aizpuru, I., I. Tamaio, P.M. Uribe-Echebarría, J. Garmendia, L. Oreja, J. Balentzia, S. Patino, A. Prieto, I. Biurrun, J. A. Campos, I. García-Mijangos & M. Herrera. 2010. Lista Roja de la Flora Vascular de la CAPV. Gobierno Vasco. Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca.

jueves, 8 de febrero de 2018

ARBOLES DE BILBAO 5

Ampliamos este estudio incluyendo algunos árboles que hemos localizado en otros lugares de Bilbao y en la provincia de Bizkaia.

ACACIA MELANOXYLON
La acacia de madera negra o mudgerabah originaria de Tasmania es apliamenete cultivada en nuestra costa para la obtención de madera y puede transformarse en invasora porque sus semillas además de mantenerse viables durante años, resisten los incendios los cuales aumentan su proliferación.



 ALBIZIA JULIBRISIN
Pequeño árbol ornamental de bella floración perteneciente como el anterior a la familia Mimosaceas es originario de Asia y se conoce como acacia de Constantinopla. Es invasora en algunos países y ha sido utilizada en medicina popular como melífera y para alimento del ganado.

 ARAUCARIA ARAUCANA
Cola de macaco o peruén es un árbol dioico muy longevo originario de la cordillera andina (Argentina y Chile) donde está protegido y es el monumento natural. Fue descubierto en 1780 por Francisco Dendariarena. Sus frutos son comestibles.
En la calle Ercilla de Bilbao existe un ejemplar en honor al poeta de padres bermeotarras, Alonso de Ertzilla Zuñiga, autor del poema épico La Araucana, nacido en Madrid en 1533. 


ARBUTUS UNEDO
Gurbitza. Madroño. Borto.
Arbolito autóctono de madera dura y pesada y frutos comestibles con moderación con los que se elaboran confituras, mermeladas y bebidas. Contienen alcohol por lo que resultan tóxicos si se ingieren en exceso. Paradójicamente en el escudo de Madrid muestran el oso y el madroño cuando ninguno de ellos se da en esa provincia. 

CAMELLIA JAPONICA
De este arbusto de la familia Teaceas se conocen más de 2000 cultivares de bellísimas flores que lucen en los meses de enero y febrero. Muy apreciado y cultivado sobre todo en Galicia. En Bilbao aemás del hermoso ejemplar del parque, se han plantado muchos más en calles y avenidas.


CASTANEA SATIVA
Gaztainondoa.Castaño.
Arbol bien conocido, no así su origen, pues ha sido cultivado desde tiempos remotos por toda Europa. La enfermedad micótica tinta del castaño originada por Phytophthora cinamomi ha hecho casi desaparecer este magnífico árbol de nuestros montes.


CITRUS X  LIMON
El limonero podría tratarse de un híbrido entre Citrus medica (limón francés) y Citrus aurantium (naranjo amargo). Es originario de Asia, no resiste las heladas y sus frutos son ricos en vitamina C.


CORYLUS AVELLANA
Hurritza. Avellano.
Arbusto o arbolito autóctono con amentos masculinos colgantes y bien visibles y femeninos muy pequeños y apenas visibles en el mismo pie.
Muy conocido como abundante en nuestros montes.


CUPRESSUS ARIZONICA
Natural de Norteamérica (EEUU y Mexico) es un ciprés de coloración glauca muy cultivado en las calles de algunas ciudades españolas. Florece en enero y febrero, pudiendo producir importantes síntomas alérgicos como asma y rinitis.


CUPRESSUS SEMPERVIRENS
El ciprés común originario del este mediterráneo, muy plantado en cementerios, posee una madera muy dura y resistente usada en construcción naval. También para fabricar guitarras. El Cristo de La Agonía de Bergara obra culmen del escultor Juan de Mesa está tallada en madera de cedro.


DIOSPYROS KAKI
Kaki o palosanto. Ebenacea oriunda de Asia, produce frutos apreciados de los que existen numerosas variedades desde dulces hasta astringentes cuando son inmaduros.
En el jardín de la Misericordia en Bilbao existen varios ejemplares que al ser masculinos, no presentan frutos.



FEIJOA SELOWIANA
Acca o Guayabo del Brasil. Familia Myrtaceas. Produce numerosos frutos aromáticos ricos en vitamina C con los cuales se preparan deliciosos dulces y mermeladas.




MALUS DOMESTICA EVEREST
El manzano pertenece a la familia Rosaceas y se conocen más de 7500 especies de manzanas. Este arbolito ornamental produce numerosos y diminutos frutos que permanecen en el árbol durante muchos meses incluso en los invernales.




NERIUM OLEANDER
Adelfa o baladre. De origen mediterráneo es de la familia Apocinaceas se ha vuelto invasiva en algunos países. Toda ella es muy venenosa por contener heterósidos cardiotónicos como la oleandrina semejante a la digoxina. Ha producido la muerte de animales domésticos que han ingerido sus hojas. Su venta al público está prohibida en el estado español.




OLEA EUROPAEA
Olibondoa. Aceituno. Olivo. Magnífico árbol mediterráneo del que se conocen unas 240 variedades en España. La floración es muy abundante en primavera pudiendo producir graves alergias en provincias españolas como Jaen donde se cultiva profusamente.
Es símbolo de paz. En Bizkaia el acebuche u olivo silvestre se encuentra escaso en la costa.



PARROTIA PERSICA
El árbol de hierro pertenece a la familia Hamamelidaceas y es originaria del norte de Irán. En Bilbao lo hemos fotografiado en la plaza de Indautxu.




PAWLONIA TOMENTOSA
Paulonia imperial o Kiri. Originario de China. Un ejemplar del parque ha desaparecido sin embargo existen varios en el arboreto de la Universidad de Leioa. También lo hemos visto naturalizado en el camino del Pagasarri y en una cuneta de Arroa en Zestoa.





PODOCARPUS NERIIFOLIUS
Podocarpacea extendida de forma natural desde el Himalaya hasta China, Sudeste de Asia y Nueva Guinea. Sus frutos nacen de un pie carnoso como indica su nombre latino.



QUERCUS ACUTISSIMA
Roble oriundo de China, Corea y Japón. Sus bellotas son muy amargas a pesar de lo cual son comidas por diversas aves. El ejemplar del parque, es el único que conocemos en Bizkaia.





QUERCUS ILEX
 Artea. Encina. Carrasca.
Arbol autóctono bien conocido. La subespecie ilex o encina cantábrica forma bosques en las costas sobre todo en la de Bizkaia donde se acompaña de todo su cortejo: madroño. labiérnago, zarzaparrilla etc.


QUERCUS SUBER
Artelatza. Arkamurka. Alcornoque.De forma natural es muy escasa en Bizkaia, existiendo una bonita representación sin embargo en la zona de costa entre Getaria y Zarautz. En Olabeaga existen varios ejemplares poco desarrollados.


ROBINIA PSEUDOACACIA
Sasiarkasia. Robinia. Falsa acacia.Originaria de América del Norte, se ha naturalizado de forma casi general compitiendo con la flora autóctona y convirtiéndose en invasiva.



SORBUS AUCUPARIA
Otsalizarra. Serbal de cazadores.
Es autóctono y escaso en Bizkaia donde sería conveniente no sólo protegerlo sino ayudar a su recuperación debido a su belleza tanto en floración como en fruto.